Acecho agravado

Acecho agravado

Acecho agravado

Para probar el delito de acecho agravado, el fiscal tiene que probar que:

  1. El acusado voluntaria, maliciosa y repetidamente siguió, acosó o acechó cibernéticamente a la víctima.

y

  1. El acusado profirió una amenaza creíble a la presunta víctima.

o

  1. Había una orden judicial o una orden de no contactar [a la víctima] y el acusado lo sabía.

o

  1. En el momento de las acciones del acusado la víctima tenía menos de 16 años de edad.

¿Qué significa el término “acosar”?

“Acosar” significa participar en un curso de conducta dirigida a una persona específica, que le ocasiona angustia emocional sustancial a esa persona y no sirve ningún propósito legítimo.

¿Cuáles son las penas máximas en un caso de acecho agravado?

En la Florida, el acecho agravado es un delito mayor de tercer grado punible por un máximo de:

  1. Cinco años de presidio
  2. Una multa de $5,000.00
  3. 5 años de libertad a prueba o probatoria

Posibles defensas a un cargo de acecho agravado

  1. Los testigos están mintiendo

Presuntas víctimas y testigos en casos de violencia doméstica a veces hacen acusaciones falsas porque tienen motivo para mentir. Por ejemplo, controversias sobre la custodia de menores de edad, infidelidades en una relación y otros conflictos pueden motivar a una persona a inventarse las cosas o exagerar. Un abogado defensor puede exponer esos motivos y atacar alegatos falsos.

  1. Un curso de conducta insuficiente

En un caso de acecho agravado, la ley de la Florida requiere que el fiscal prueba que el acusado realizaba un patrón de conducta compuesto de una serie de actos a través de un plazo de tiempo, aunque fuera corto, lo cual manifiesta continuidad de propósito. Por lo tanto, si el cargo de acecho agravado se basa en un solo evento, el caso se debería desestimar.

  1. Había un propósito legítimo por el contacto

En un caso de acecho agravado, la ley de la Florida requiere que el fiscal pruebe que el acusado no tenía propósito legítimo para su conducta. Sin embargo, supongamos que el acusado contactaba la presunta víctima respecto a algún asunto legítimo—tal como repagar una deuda o una cuestión de custodia de menores de edad. En casos como éstos, hay la defensa de que la conducta del acusado se basó en un propósito legítimo.

Si usted necesita un abogado para un caso de acecho agravado en la Florida en los condados de Hillsborough, Pinellas, y Pasco, contáctese con el licenciado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy es ex fiscal y está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida como especialista en litigaciones de derecho penal. De los más de 86,000 abogados de la Florida, menos de 1% están certificados en litigaciones de derecho penal. El licenciado Hardy asimismo está certificado a nivel nacional en litigaciones de derecho penal por el Consejo Nacional de Abogados Litigantes de Estados Unidos.