Hurto mayor en la Florida

Hurto mayor en la Florida

Hurto mayor en la Florida

En la Florida, para condenar a alguien de hurto mayor, el fiscal tiene que probar:

  1. El acusado obtuvo o utilizó (o intentó obtener o utilizar) la propiedad de otro; y
  2. El acusado tenía la intención ya sea permanentemente o temporalmente:
  1. Privar a la victima de la propiedad, o
  2. Tomar la propiedad de la víctima para su propio uso o el uso de otro.
  1. El valor de la propiedad era de $300.00 o más.

Penas máximas por un cargo de delito mayor en la Florida

Hurto mayor—delito mayor de tercer grado

Si el valor de la propiedad era de $300.00 o más, pero menos de $20,000, el hurto mayor es un delito mayor de tercer grado punible por un máximo de:

5 años de presidio

Una multa de $5,000

5 años de libertad a prueba o probatoria

Además, el hurto de un arma de fuego o un vehículo motorizado es un delito mayor de tercer grado, prescindiendo de su valor.

Hurto mayor —delito mayor de segundo grado

If the value of the property was $20,000 or more but less than $100,000, el hurto mayor es un delito mayor de segundo grado punible por un máximo de:

15 years of imprisonment

A $10,000.00 fine

15 years of probation

Asimismo, es un delito mayor de segundo grado llevarse de un vehículo de emergencia autorizado equipo de los agentes del orden público, valorado en $300 o más.

Hurto mayor – delito mayor de primer grado

Si el valor de la propiedad era mayor que $100,000 el hurto mayor es un delito mayor de primer grado punible por un máximo de:

30 años de presidio

Una multa de $10,000.00

30 años de libertad a prueba o probatoria

Intención delictiva

Bajo la ley de la Florida, una persona comete hurto si obtiene o utiliza (o intenta obtener o utilizar) la propiedad de otro con intención delictivo.

Por lo tanto, no es una defensa al cargo de hurto el hecho de que el hurto no se pudo llevar a cabo. Por ejemplo, si el acusado intenta cometer hurto en una tienda pero por alguna razón no tuvo éxito, bajo la ley de la Florida sigue siendo culpable de hurto.

Llevarse algo temporalmente

Bajo la ley de la Florida, el fiscal no tiene que probar que el acusado tomó la propiedad con la intención de quedarse con ella permanentemente. Un hurto se comete aún si el acusado solo tiene la intención de quedarse temporalmente con la propiedad. Por ejemplo, en la película Ferris Bueller’s Day Off, un aparcador de carros decide tomar prestado el Ferrari de alguien para darse un paseo por Chicago.  Bajo la ley de la Florida, aún si el aparcador tenía la intención de devolver el Ferrari a su dueño, todavía es culpable de hurto.

Posibles defensas a un cargo de hurto

Falta intención delictiva

Para condenar a alguien de hurto, el fiscal tiene que probar fuera de toda duda razonable que el acusado tenía la intención de privar a la víctima de la propiedad o tomar la propiedad para su propio uso o el uso de otro.

Sin embargo, a veces esto es algo muy difícil de hacer. Por ejemplo, el abogado Hardy una vez representó a un hombre que fue arrestado en un Lowe’s por hurto. El hombre había pasado por la caja de auto pago y no había escaneado todos los artículos que había colocado en la bolsa. Sin embargo, no se sabía si no había escaneado los artículos con intención o por error. El estado desestimó el caso porque no podía probar la intención delictiva del hombre.

Empleados de prevención de pérdida excesivamente celosos

A veces empleados de prevención de pérdidas confunden comportamiento perfectamente inocente con hurto. Un abogado defensor puede exponer esos errores y atacar alegatos falsos.

Si usted ha sido acusado de hurto mayor en los condados de Hillsborough, Pinellas, y Pasco, contáctese con el licenciado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy es ex fiscal y está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida como especialista en litigaciones de derecho penal. De los más de 86,000 abogados de la Florida, menos de 1% están certificados en litigaciones de derecho penal. El licenciado Hardy asimismo está certificado a nivel nacional en litigaciones de derecho penal por el Consejo Nacional de Abogados Litigantes de Estados Unidos.