Intrusión en un recinto escolar

Intrusión en un recinto escolar

Intrusión en un recinto escolar

En la Florida, para probar el delito de intrusión en un recinto escolar, el fiscal tiene que probar:

  1. El acusado ingresó o permaneció en el recinto de una escuela, y
  2. El acusado:
  3. No tenía razón legítima en el recinto ni tampoco ninguna otra autorización para ingresar o permanecer en el recinto escolar; o
  4. El acusado era un estudiante suspendido o expulsado en el momento de haber ingresado o permanecido en el recinto escolar.

Penas máximas por intrusión en un recinto escolar

En la Florida, la intrusión en un recinto escolar es un delito menor de segundo grado punible por un máximo de:

  1. 60 días en la cárcel
  2. 6 meses de libertad a prueba o probatoria
  3. $500 de multa

Sin embargo, si el acusado carga un arma de fuego o un arma mortífera al cometer el delito, el cargo de intrusión en un recinto escolar se agrava a ser delito grave de tercer grado punible por un máximo de cinco años de presidio.

Si usted ha sido acusado de intrusión en un recinto escolar en los condados de Hillsborough, Pinellas, o Pasco, contáctese con el licenciado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy es ex fiscal y está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida como especialista en litigaciones de derecho penal. De los más de 86,000 abogados de la Florida, menos de 1% están certificados en litigaciones de derecho penal. El licenciado Hardy asimismo está certificado a nivel nacional en litigaciones de derecho penal por el Consejo Nacional de Abogados Litigantes de Estados Unidos.