Investigaciones penales federales

Investigaciones penales federales

Investigaciones penales federales

Varias agencias federales investigan presuntas violaciones de leyes penales federales incluyendo las siguientes:

La Oficina de Investigaciones Federales (FBI)
La Administración Antidrogas (DEA)
La Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF)
El Servicio de Rentas Internas (IRS)
El Departamento de Seguridad de la Patria (DHS)
El Servicio Secreto
La Administración de Alimentos y Drogas (FDA)

¿Cómo investigan las agencias federales presuntas violaciones de leyes federales?

Agencias federales utilizan varias maneras de investigar presuntas violaciones de leyes federales incluyendo:

Informantes que colaboran: A veces, las investigaciones federales comienzan cuando un individuo arrestado por un delito les brinda información a las autoridades federales concerniente a otras personas a cambio de obtener una pena más baja. Por ejemplo, alguien arrestado por fraude del sistema de salud podría, a cambio de una pena más baja, ofrecer información tocante a otras personas que también están involucradas en fraude del sistema de salud.

Conversaciones grabadas: Agentes federales a veces le piden que alguien lleve puesto un dispositivo oculto con grabadora y que hable con el blanco de la investigación. O, agentes federales piden que alguien llame por teléfono al blanco de una investigación, y luego graban la llamada.

Normalmente, la persona que colabora con el gobierno intenta hacer que el blanco admita su culpabilidad en la grabación. Agentes no necesitan una orden judicial para grabar estas clases de conversaciones.

Agentes encubiertos: Agentes federales a veces van de encubiertos, y fingen ser otra persona para hacer que el blanco de investigación haga algo ilícito o admita su culpabilidad.

Órdenes Judiciales: La cuarta enmienda a la Constitución de Estados Unidos declara, en parte: …no se expedirá orden judicial alguna, sino con motivo fundado, apoyado por juramento o afirmación, y describiendo particularmente el lugar y las personas que se han de registrar y las cosas que se han de incautar.

Si un juez federal, después de revisar una declaración jurada de un agente federal, piensa que hay probabilidades suficientes de encontrar pruebas del delito en un lugar en particular, el juez puede expedir una orden de allanamiento que les permita a los federales registrar ese lugar.

Escuchar llamadas telefónicas: En algunos delitos federales (incluyendo drogas, falsificaciones, armas de fuego y casos de fraude bancario), agentes federales con órdenes judiciales pueden escuchar las llamadas telefónicas.

Sin embargo, no es fácil para los agentes federales obtener una orden judicial para una escucha (o “pinchazo”) telefónica. Por ejemplo, los agentes tienen que convencer al juez que se han intentado otros procedimientos investigativos, y no han tenido éxito, o que hay poca posibilidad de tener éxito con otros procedimientos investigativos si se intentaran, o que estos procedimientos serían demasiado peligrosos intentarlos.

Aún si un juez federal efectivamente expidiera la orden judicialpermitiéndole a los agentes a escuchar llamadas, la orden caduca después de 30 días. Si los federales desearan seguir escuchando las llamadas después de transcurrir 30 días, tendrían que obtener permiso del juez para extender la orden.

Leer correo electrónico: Bajo la ley federal llamada “Ley de Comunicaciones Resguardadas” agentes federales pueden acceder correos electrónicos de seis meses de antigüedad omás sin una orden de allanamiento. Si los correos tienen menos de 6 meses, los agentes normalmente tienen que obtener una orden de allanamiento.

Datos sobre la ubicación del teléfono celular: El Decimoprimer Circuito de Apelaciones, cuyas resoluciones rigen los agentes federales que operan en la Florida, mantiene que, si agentes federales quieren usar datos para obtener con exactitud la ubicación geográfica de teléfonos celulares, tienen que obtener primero una orden de allanamiento.

Vehículo aéreo no tripulado (dron aéreo): La ley estatal de la Florida dispone que, en la mayoría de las circunstancias, las autoridades del orden público estatal tienen que obtener una orden judicial para utilizar un dron para vigilancia aérea. Sin embargo, las autoridades federales que trabajan en la Florida pueden usar drones sin obtener una orden judicial.

Aparato de rastreo GPS: A veces, para rastrear adónde se ha desplazado un blanco de investigación, agentes federales colocan un aparato de rastreo en el vehículo del blanco. Para colocar un aparato de rastreo en el vehículo, los agentes necesitan una orden de allanamiento judicial.

Constancias bancarias y otra documentación financiera: Agentes federales pueden obtener la constancia bancaria de alguien por medio de un citatorio bajo pena de sanción, de manera que no necesitan obtener una orden judicial. Agentes federales van a obtener también otros documentos financieros por medio de un citatorio bajo pena de sanción, tal como la versión de QuickBooks por internet.

Entrevistas con testigos: Agentes federales pueden entrevistar a personas que ellos piensan tienen información concerniente a una presunta violación de la ley federal. Si la persona entrevistada miente, el gobierno puede levantar cargos en contra de ella.

Entrevistas con el blanco de la investigación: Agentes federales casi siempre intentan entrevistar al blanco de su investigación. Frecuentemente, las pruebas más contundentes en contra de un blanco de investigación provienen de sus propios labios.

¿Busca usted el mejor abogado penal federal en Tampa, la Florida? Contacte al abogado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy fue procurador y ahora representa a personas en asuntos relacionados a delitos federales.

El abogado David C. Hardy está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida y el Colegio Nacional de Abogados Defensores Procesales como perito en derecho procesal penal. En los tribunales federales, él ha manejado una amplia variedad de casos incluyendo extradiciones internacionales, narcotráfico, fraude bancario, fraude del sistema a de salud, delitos de inmigración, hurto de identidad, delito organizado, el etiquetado indebido de medicamentos y delitos involucrando armas de fuego. Él ha representado a clientes en juicios federales y tribunales de apelación en la Florida, Texas y Georgia.

El abogado Hardy tiene el conocimiento, las destrezas y la experiencia para orientarlo a usted a través de este proceso y de obtener los mejores resultados posibles. Contacte al Abogado Hardy para una consulta gratis.