Portar arma de fuego oculta

Portar arma de fuego oculta

Abogado defensor de Tampa contra portar arma de fuego oculta

En la Florida es contra la ley que alguien lleve un arma de fuego oculta a menos que esa persona tenga una licencia para portar un arma oculta.

En 1867, la Suprema Corte de la Florida declaró que la ley en contra de portar armas ocultas fue diseñada para prevenir que una persona con un arma “saque ventaja indebida sobre un adversario desprevenido” que no está al tanto de que la persona porta arma.

En la Florida, para condenar a un acusado de portar arma oculta, el fiscal tiene que comprobar:

  1. El acusado a sabiendas portó un arma de fuego en su persona o cerca de ella.
  2. El arma de fuego estaba oculta de la vista normal de otra

Penas máximas por portar un arma de fuego oculta en la Florida

En la Florida, portar un arma de fuego oculta es un delito grave de tercer grado punible por un máximo de:

Cinco años de presidio

Una multa de $5,000.00

5 años de libertad a prueba o probatoria

Posiblesdefensas al cargo de portar un arma de fuego oculta en la Florida

Falta de conocimiento

Hay ocasiones en que personas portan armas ocultas sin saberlo.

Por ejemplo, a veces un acusado trae equipaje de mano por la seguridad del aeropuerto sin darse cuenta de que el equipaje tiene un arma de fuego. Esto podría suceder porque se le olvidó que el arma estaba en el equipaje o porque sin saberlo la persona, un pariente o compañero de cuarto puso el arma de fuego en el equipaje y posteriormente no la sacó. De todas formas, durante el proceso de control de pasajeros la policía del aeropuerto arresta la persona y la acusa de portar un arma de fuego oculta. Sin embargo, si la persona acusada no estaba al tanto que llevaba el arma de fuego, no son culpables del cargo.

Otro ejemplo de falta de conocimiento en un caso de arma de fuego oculta surge cuando una persona maneja un vehículo que no le pertenece. Imagínese que el dueño de un vehículo mantiene un arma de fuego cargada debajo del asiento delantero. Un día, el dueño le presta el vehículo a un amigo por un día sin sacar el arma de fuego. Aunque el amigo maneje con un arma de fuego oculta en el vehículo, no es culpable del delito debido a que ni siquiera sabe que el arma de fuego está presente.

El acusado tiene una licencia válida para portar un arma

El Florida Department of Agriculture and Consumer Services expide licencias para portar armas a personas elegibles. Estas licencias son válidas por 7 años.

El portador de la licencia tiene que llevarla consigo junto con una tarjeta de identificación válida siempre que portan el arma oculta.

El ser tenedor de una licencia de arma oculta es una defensa al cargo de portar un arma de fuego oculta.

El arma de fuego fue transportada guardada en un receptáculo con seguridad dentro de un vehículo particular

Las leyes de la Florida permiten portar un arma oculta en defensa propia en el interior de un vehículo particular sin una licencia, si el arma de fuego está guardada con seguridad dentro de un receptáculo o si no es accesible para uso inmediato.

Vehículos incluyen carros, motocicletas y embarcaciones.

“Guardada en un receptáculo con seguridad” significa en la guantera, sea que esté cerrada con llave o no; abrochado en una funda pistolera; en una caja pistolera, sea que esté cerrada o no con llave; o un maletín pistolero con cierre; o en una caja cerrada o recipiente que requiere una tapa o cobertura que se tenga que abrir para tener acceso.

Por ejemplo, si una persona sin licencia de arma oculta fuera a colocar un arma de fuego dentro de un maletín pistolero con cierre y luego coloca el maletín pistolero con cierre cerrado debajo del asiento del frente de su carro, esa persona no sería culpable de portar un arma de fuego oculta, debido a que la ley de excepción de un vehículo particular de la Florida aplicaría.

Sin embargo, la ley de excepción de un vehículo particular de la Florida no aplica si el conductor porta un arma de fuego en un maletín pistolero con cierre en su persona. Por lo tanto, si un conductor de motocicleta sin licencia de portar arma de fuego oculta montara su motocicleta portando el arma de fuego en un maletín pistolero con cierre en la cintura, sería culpable de portar un arma de fuego oculta. Pero, si el mismo conductor de motocicleta guardara el maletín pistolero con el cierre cerrado dentro de un compartimento de la motocicleta, la ley de excepción de un vehículo particular aplicaría y la persona no sería culpable de portar un arma de fuego oculta.

Las autoridades descubren el arma oculta durante un registro ilícito

La cuarta enmienda de la Constitución de Estados Unidos dispone que “no será violado el derecho del pueblo de estar protegidos contra registros e incautaciones irrazonables de sus personas, casas, papeles y efectos…”

Por lo tanto, los registros policiales de ciudadanos tienen que ser “razonables”.

Aunque tribunales han determinado que un oficial de policía puede registrar si tiene armas una persona, cuando un oficial tiene razón para creer que está tratando con un individuo armado y peligroso, la detención y el registro tiene que basarse en algo más que solo una corazonada.

Por ejemplo, en el caso de la Florida de Musallam v. State, 133 So.3d 568 (2014), un alguacil le ordenó al señor Musallam a marcharse de un parque público por violar una ordenanza de no fumar.

Unos minutos después, el alguacil vio al señor Musallam de nuevo pero esta vez el alguacil se fijó en un bulto en el bolsillo del señor Musallam que no había visto durante el primer encuentro.

Cuando el alguacil le pidió al señor Musallam autorización para registrarlo palpándolo, el señor Musallam rehusó. El alguacil entonces detuvo al señor Musallam y descubrió un arma de fuego oculta en su bolsillo. El señor Musallam no tenía una licencia para portar arma oculta.

Un tribunal de apelaciones revisó el caso y señaló que el mero hecho de que el señor Musallam puede haber tenido algo en su bolsillo que no tenía unos minutos atrás, no le daba al alguacil una sospecha bien fundada de actividad delictiva suficiente para detener y registrar al señor Musallam.

Por lo tanto, el tribunal determinó que la detención y registro del señor Musallam violó la cuarta enmienda y ordenó que se desestimara el caso.

El arma no estaba oculta

En el caso de Dorelus v. State, 747 So.2d 369 (1999), la Suprema Corte de la Florida señaló que para que a una persona la encuentren culpable de tenencia de un arma de fuego oculta, el arma de fuego tiene que estar verdaderamente oculta.

En ese caso, el policía había parado al señor Dorelus por una infracción menor de tránsito. Mientras estaba de pie fuera del vehículo, el oficial que lo arrestó observó el puño brilloso plateado de un arma corta que sobresalía de una consola ubicada debajo del radio. El oficial luego arrestó al señor Dorelus y lo acusó de tenencia de un arma de fuego oculta.

La Suprema Corte de la Florida encontró que no había indicación de que el arma de fuego estaba cubierta de alguna manera, tampoco hubo intento alguno de parte del señor Dorelus de ocultar la presencia del arma de fuego. Asimismo, la Corte determinó que el oficial de policía no tuvo dificultad alguna para reconocer el objeto como arma de fuego. Por lo tanto, la Corte determinó que el arma de fuego no estaba oculta y el caso se debería desestimar.

Si usted ha sido acusado de portar arma de fuego oculta en los condados de Hillsborough, Pinellas, y Pasco, contáctese con el licenciado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy es ex fiscal y está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida como especialista en litigaciones de derecho penal. De los más de 86,000 abogados de la Florida, menos de 1% están certificados en litigaciones de derecho penal. El licenciado Hardy asimismo está certificado a nivel nacional en litigaciones de derecho penal por el Consejo Nacional de Abogados Litigantes de Estados Unidos.