Resistir a un agente del orden público con violencia

Resistir a un agente del orden público con violencia

Resistir a un agente del orden público con violencia

Bajo la ley de la Florida, el delito de resistir a un oficial con violencia ocurre cuando alguien a sabiendas y voluntariamente resiste, obstruye o se opone a un agente del orden público por medio de amenazar violencia o llevar a cabo conducta violencia en contra de un agente del orden público que estaba desempeñando lícitamente sus deberes legítimos.

¿Qué significa la frase “desempeñando lícitamente sus deberes legítimos”?

El desempeño lícito de deberes legítimos significa que el agente del orden público está desempeñando deberes policiales oficiales.

¿Cuál es la pena máxima de un cargo de resistir a un agente del orden público con violencia?

En la Florida, resistir a un agente del orden público con violencia es un delito grave de tercer grado punible por un máximo de:

Cinco años de presidio

$5,000 de multa

Cinco años de libertad a prueba o probatoria

Posibles defensas a un cargo de resistir a un agente del orden público con violencia:

La defensa propia en un cargo de resistir a un agente del orden público con violencia

Bajo la ley de la Florida, no se justifica que una persona utilice fuerza para resistir ser arrestado por un agente del orden público, o resistir un agente del orden público que está desempeñando sus deberes lícitos, si el agente del orden público actuaba de buena fe y se sabe que es o aparenta razonablemente ser un agente del orden público.

Sin embargo, si un agente utiliza fuerza excesiva para efectuar el arresto, la persona está justificada en usar fuerza razonable para defenderse a sí mismo o para defender a otro pero solo hasta la medida que esta persona piense que dicha fuerza sea necesaria.

El agente no estaba “ocupado en el desempeño lícito de sus deberes legítimos” cuando resistió el acusado.  

Una condena por resistir a un agente con violencia requiere que se pruebe que el agente estaba “ocupado en el desempeño de sus deberes legales” en el momento que el acusado resistió”. Por ejemplo, en el caso de Nicolosi v. State, 783 So.2d 1095 (5th DCA 2001), una estudiante universitaria le dio una cachetada a un policía que trabajaba en su tiempo libre en un club nocturno. Debido a que el agente trabajaba en la entrada revisando identificaciones cuando le dieron la cachetada, el tribunal determinó que el agente no estaba desempeñando lícitamente sus deberes sino que trabajaba para un empleador particular. Por lo tanto, a la estudiante no se le pudo condenar de agredir un agente del orden público. Si el estado hubiese acusado a la estudiante de resistir a un agente del orden público con violencia habría aplicado la misma defensa.

El acusado no sabía que la víctima era un agente del orden público

Una condena por resistir a un agente del orden público con violencia requiere que se pruebe que el acusado sabía que la víctima era un agente del orden público. Por ejemplo, si un agente vestido de civil, trabajando en calidad de encubierto, y no se identificó debidamente como agente del orden público, un acusado que huyó de ese agente podría afirmar que no sabía que la víctima era un agente del orden público.

Si usted ha sido acusado de resistir a un agente del orden público con violencia en los condados de Hillsborough, Pinellas, y Pasco, contáctese con el licenciado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy es ex fiscal y está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida como especialista en litigaciones de derecho penal. De los más de 86,000 abogados de la Florida, menos de 1% están certificados en litigaciones de derecho penal. El licenciado Hardy asimismo está certificado a nivel nacional en litigaciones de derecho penal por el Consejo Nacional de Abogados Litigantes de Estados Unidos.