¿Qué es un fideicomiso en vida revocable?

Un fideicomiso en vida revocable es un documento formulado por usted para gestionar sus activos durante su vida y para distribuir los activos que quedan después de su muerte. La persona que crea un fideicomiso se denomina un “cedente” o “fideicomitente”. La persona responsable para la gestión de los activos del fideicomiso es el “fideicomisario”. Usted puede servir como el fideicomisario o puede nombrar a otra persona, banco o compañía de fideicomisos a servir como su fideicomisario. El fideicomiso es “revocable” dado que usted puede modificar o terminar el fideicomiso en cualquier momento de su vida mientras que no este incapacitado.

Si usted se quede incapacitado, el fideicomisario (o su sucesor si usted era el fideicomisario inicial) se autoriza para proceder a gestionar sus activos de fideicomiso, pagar sus facturas y tomar decisiones al respecto a las inversiones. Esto puede evitar que el tribunal tenga que nombrar una tutela de su propiedad.

Al fallecerse, el fideicomisario (o su sucesor si usted era el fideicomisario inicial) es responsable pagar todos los reclamos e impuestos, y luego distribuir los activos a los beneficiarios tal como se indica en el acuerdo de fideicomiso.

Regresar a la pagina de Plan de Patrimonio