Violar una orden judicial contra violencia doméstica

Violar una orden judicial contra violencia doméstica

Abogado de defensa criminal Florida

Violar una orden judicial contra violencia doméstica

Para probar el delito de violar una orden judicial contra violencia doméstica en la Florida, el Estado tiene que probar lo siguiente:

  1. El juez expidió una orden de protección contra violencia doméstica contra el acusado
  2. El acusado voluntariamente violó la orden judicial al realizar una de las subsiguientes acciones:
  3. Rehusar mudarse del hogar que compartían las partes
  4. Ir a, o estar a menos de 500 pies de la residencia, escuela, lugar de empleo o algún lugar específico frecuentado regularmente por el demandante y todo miembro nombrado de la familia o de la unidad familiar.
  5. Cometer un acto de violencia doméstica en contra del demandante
  6. Cometer cualquier otra violación de la orden judicial por medio de una amenaza, palabra o acto ilícito intencional hacia el demandante
  7. Telefonear, contactar o de alguna otra forma comunicarse con el demandante directa o indirectamente a menos que la orden judicial específicamente permite contacto indirecto por medio de un tercero.
  8. Acercarse a sabiendas e intencionalmente dentro de 100 pies del vehículo motorizado del demandante sea que esté alguien en él o no.
  9. Afear o destruir la propiedad personal del demandante incluyendo el vehículo motorizado de éste
  10. Rehusar entregar armas de fuego o municiones si el juez le ordena hacerlo

¿Cuáles son las penas máximas por violar una orden judicial contra violencia doméstica en la Florida?

En la Florida, violar una orden judicial contra violencia doméstica es un delito menor de primer grado punible por un máximo de:

Un año de presidio

$1,000.00 de multa

12 meses de libertad a prueba o probatoria

Posibles defensas a un cargo de violar una orden judicial contra la violencia doméstica

Los testigos están mintiendo 

Presuntas víctimas y testigos en casos de violencia doméstica a veces hacen acusaciones falsas porque tienen motivo para mentir. Por ejemplo, controversias sobre la custodia de menores de edad, infidelidades en una relación y otros conflictos pueden motivar a una persona a reclamar que se llevó a cabo un acto de violencia doméstica cuando no ocurrió. Un abogado defensor puede exponer esos motivos y atacar alegatos falsos.

No se diligenció la notificación de la orden judicial

El fiscal tiene que probar que al acusado se le diligenció la orden judicial o tuvo alguna notificación de la orden judicial. Si el fiscal no puede probar que el acusado sabía de la orden judicial, el acusado no es culpable.

El contacto no fue intencional

Para que se pueda condenar a una persona de violar una orden judicial contra violencia doméstica, el contacto tiene que haber sido intencional. Por lo tanto, si el acusado se topa con el sujeto de la orden judicial en un lugar público por casualidad, no se ha cometido ningún delito.

¿Qué tal si la otra persona desea tener contacto?

Solo un juez puede anular una orden judicial. Aun si la persona que lo solicitó cambie de parecer y decide que desea tener contacto, la orden judicial sigue en pie y la policía todavía puede arrestar al sujeto de la orden judicial si los términos de la orden se han violado.

Si usted ha sido acusado violar una orden judicial en los condados de Hillsborough, Pinellas, y Pasco, contáctese con el licenciado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy es ex fiscal y está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida como especialista en litigaciones de derecho penal. De los más de 86,000 abogados de la Florida, menos de 1% están certificados en litigaciones de derecho penal. El licenciado Hardy asimismo está certificado a nivel nacional en litigaciones de derecho penal por el Consejo Nacional de Abogados Litigantes de Estados Unidos.