No ceder terreno y defensa propia

No ceder terreno y defensa propia

La ley de no ceder terreno (mantenerse firme) y la de Defensa Propia de la Florida

¿Qué es la ley de no ceder terreno o de mantenerse firme de la Florida?

A pesar de que las noticias a menudo se refieren a la ley de no ceder terreno de la Florida en lo singular, en realidad se compone de 12 leyes por separado en la Florida. Estas doce leyes se encuentran en el Capítulo 776 de los estatutos de la Florida.

Por ejemplo, una de las leyes de no ceder terreno le permite a una persona usar fuerza no mortífera para proteger a una persona, otra de las leyes de no ceder terreno le permite a una persona (bajo ciertas circunstancias) a usar fuerza mortífera para defender su hogar, y aún otra de las leyes de no ceder terreno le permite a una persona usar fuerza no mortífera para defender propiedad.

Una persona que usa fuerza no mortífera (o amenaza usar fuerza no mortífera) conforme la ley de no ceder terreno no tiene que retirarse. Es decir, pueden mantenerse firme.

Asimismo, una persona que usa fuerza mortífera (o amenaza usar fuerza mortífera) conforme a las leyes de no ceder terreno no tiene que retirarse (siempre que la persona no está cometiendo actos delictivos y está en un lugar donde tiene derecho de estar).

El uso de fuerza no mortífera (o la amenaza de fuerza no mortífera) para defenderse uno mismo o defender a otros

Bajo las leyes de no ceder terreno, una persona puede usar fuerza o amenazar usar fuerza no mortífera si piensa razonablemente que su uso de fuerza (o amenaza de fuerza) es necesario para defenderse contra el uso inminente de fuerza ilícita de parte de otra persona.

Por ejemplo, imagínese que Harry y Tom se ponen a discutir en un estacionamiento por un incidente menor de tránsito. Harry pierde fácilmente los estribos, y se enfada a tal grado que decide darle un puño en la nariz a Tom. Harry echa hacia atrás el puño, pero antes de que pueda propinar el golpe, Tom le propina un golpe de karate y tumba a Harry al suelo. Bajo la ley de la Florida, si Tom razonablemente pensaba que tenía que dar el golpe de karate a Harry para defenderse de él, Tom no tenía el deber de retirarse, y no debería ser arrestado ni procesado por golpear a Harry.

El uso de fuerza mortífera (o la amenaza de fuerza mortífera) para defenderse uno mismo o defender a otros

Bajo una de las leyes de no ceder terreno, una persona puede usar fuerza o amenazar usar fuerza mortífera si esa persona piensa razonablemente que su uso de fuerza mortífera (o amenaza de fuerza mortífera) es necesario para defenderse en contra de muerte inminente o graves lesiones corporales o para prevenir un delito mayor forzoso. Ejemplos de delitos mayores forzosos son allanamiento, agresión con agravantes, y ataque agravado.

Por ejemplo, imagínese que Harry y Tom se ponen a discutir en un estacionamiento por un incidente menor de tránsito. Harry pierde fácilmente los estribos, y se enfada a tal grado que columpia una palanca grande de fierro contra el cuerpo de Tom. En reacción, Tom agarra un bate del maletero y golpea a Harry, quebrándole un brazo. Bajo la ley de la Florida, si Tom razonablemente pensaba que tenía que golpear a Harry con el bate para defenderse, Tom no tenía deber alguno de retirarse, y no debía ser arrestado ni procesado por golpear a Harry.

Inmunidad contra el arresto

Bajo la ley de la Florida, un policía no puede arrestar a alguien por usar fuerza (o amenazar usar fuerza) a menos que el policía determine que hay motivo fundado para creer que la fuerza que se usó (o se amenazó usarse) fue ilícita. La idea, en teoría al menos, es que cuando una persona usa fuerza o amenaza con usar fuerza, la policía no debería primero arrestar y hacer preguntas después. Más bien, la policía debería investigar si la persona que uso o amenazó usar fuerza estaba justificada.

La Corte Suprema de la Florida ha declarado que no hay ninguna regla inequívoca que defina cuándo se ha alcanzado el estándar de motivo fundado. Más bien, la Corte ha señalado que motivo fundado es un concepto elástico que requiere un análisis intensivo de los hechos.

Para alcanzar el estándar de motivo fundado en un caso de la ley de no ceder terreno, el policía tiene que tener una sospecha razonablemente fundamentada, apoyada por circunstancias suficientemente sólidas, que amerite que una persona precavida piense que la fuerza que se usó (o se amenazó usarse) era ilícita.

Se dice que “todo depende del color del cristal con que se mira,” y puede que la determinación del policía en cuanto a si hubo o no hubo motivo fundado para creer que la fuerza usada (o que se amenazó usar) fue ilícita va a depender de la evaluación y opinión del policía respecto a los hechos que recopiló durante la investigación. Desgraciadamente, demasiado comúnmente los oficiales de policía sencillamente arrestan a la persona que usó fuerza para defenderse—es decir la policía sencillamente con frecuencia arresta a la persona que ganó la riña.

Volviendo a nuestro primer ejemplo, imaginemos que un testigo presencial del incidente entre Harry y Tom llama 911 y la policía llega para investigar. Imaginemos, además, que varios testigos le cuentan a la policía que antes de Tom propinar el golpe de karate a Harry, Harry se movía rápidamente hacia Tom, gritando que le iba a dar una tremenda paliza, tiene los puños apretados, bailando como un boxeador. Bajo la ley de no ceder terreno, a menos que el oficial determinara que había motivo fundado para pensar que la fuerza que Tom usó (el golpe de karate) era ilícita, al oficial no se le permite arrestar a Tom.

La audiencia pre-procesal de no ceder terreno

Aún si la policía efectivamente arrestara a una persona y el procurador lo acusara de cometer un delito, el defensor puede solicitar lo que se denomina una audiencia de no ceder terreno antes que el juicio tuviera lugar. En dicha audiencia, el procurador tendría que probar a un juez mediante pruebas claras y convincentes que el uso de fuerza de esa persona (o amenaza de usar fuerza) no era justificado.

El estándar de pruebas claras y convincentes es más exigente que el estándar de motivo fundado, pero menos exigente que probar algo fuera de duda razonable que se usa en un juicio por jurado.

Volviendo a nuestro primer ejemplo, aún si la policía hubiera arrestado a Tom and lo hubiera acusado de agresión, el abogado defensor de Tom podría solicitar una audiencia pre-procesal de no ceder terreno. En esa audiencia, el procurador podría citar testigos y presentar otras pruebas. Si el juez decidiera que el procurador no había probado clara y convincentemente que el golpe karate que Tom le propinó a Harry no se justificaba, el juez podría otorgarle a Tom inmunidad basado en la ley de no ceder terreno.

Así como un niño que ha recibido la vacuna de varicela tiene inmunidad del virus de varicela, si el juez falló que la inmunidad de la ley de no ceder terreno aplica, Tom sería inmune de ser procesado, y el juez puede desestimar el caso.

Alegar defensa propia en el juicio

Aún si el juez determinara que el procurador estatal satisfizo su carga y probó con pruebas claras y convincentes que el uso de fuerza de la persona, o amenaza de usar fuerza, no era razonable, la persona podría aún alegar defensa propia en un juicio por jurado.

En tal caso, la carga de prueba sigue siendo del procurador, pero en vez de solo tener que probar al juez con pruebas claras y convincentes que las acciones de la persona no se justificaban, el procurador tendría que probarle a un jurado fuera de duda razonable que cualquier amenaza o uso de fuerza no se justificaba. Si un jurado tuviera duda razonable cuando determina si una persona estaba justificada en usar o amenazar usar fuerza, deberían determinar que la persona no es culpable.

Volviendo a nuestro primer ejemplo, en un juicio por jurado el procurador tendría que probarle al jurado, fuera de duda razonable, que el golpe de karate que Tom le propinó a Harry no era justificado. Si el jurado tuviera duda razonable en el momento de decidir si Tom estaba justificado o no en pegarle a Harry, ellos determinarían que Tom no es culpable. Además, los miembros del jurado tendrían que estar de acuerdo unánimemente que las acciones de Tom no se justificaban para determinar que es culpable de agresión.

Una table comparando una audiencia pre-procesal de no ceder terreno v. un reclamo de defensa propia en un juicio por jurado

Audiencia de inmunidad Defensa propia
¿Cuándo? Antes del juicio En el juicio
La carga La carga de la prueba es del estado para probar por pruebas claras y convincentes que la fuerza utilizada o la amenaza de fuerza no se justificaba. La carga de la prueba es del estado para probar fuera de duda razonable que la fuerza utilizada o la amenaza de fuera no se justificaba.
Quién decide El juez El jurado (pero si la defensa y el estado están de acuerdo en un juicio por el juez, él puede decidir)

¿Busca usted el mejor abogado de DUI en Tampa, la Florida? Contacte al abogado David C. Hardy.

El abogado David C. Hardy fue procurador procesador de casos de DUI que ahora representa a personas acusadas de DUI. Está certificado por el Colegio de Abogados de la Florida y el Colegio Nacional de Abogados Defensores Procesales como perito en derecho procesal penal. Como procurador y como defensor, tiene experiencia extensiva en el manejo asuntos relacionados con la ley de no ceder terreno.
El abogado David C. Hardy tiene el conocimiento, las destrezas y la experiencia para orientarlo a través de este proceso y de obtener los mejores resultados posibles.